Completa el formulario y recibe una auditoría gratuita de tu sitio web

La auditoría web es el primer paso para optimizar uno de tus mejores activos digitales: tu página web y poner en marcha tu estrategia digital comenzando con buen pie.

Con esta auditoría, descubrirás cómo se encuentra la salud de tu página web, si tiene errores, advertencias o recomendaciones, para que puedas mejorar la manera en la que Google y otros buscadores indexan tu site.

¿Qué es y para qué sirve una auditoría web?

Una auditoría web es el mejor punto de partida para desarrollar una estrategia de posicionamiento en buscadores. Se trata de hacer un diagnóstico de tu página web para detectar todos los factores internos y externos que afectan al rendimiento de la web y que, a su vez, le impiden subir posiciones en los principales buscadores.

Realizar una auditoría de página web también permite conocer el estado de la web en relación con la competencia. Es decir, mediante la auditoría podemos analizar otras páginas que estén mejor posicionadas y estudiar qué estrategias están empleando para su rendimiento.

¿Por qué es importante que hagas una auditoría web?

Al hacer la auditoría, obtendremos un análisis global de nuestro sitio, en el que tendremos todas las pautas necesarias para poder planificar toda la estrategia online. En una auditoría de posicionamiento web encontraremos estos puntos:

  • Análisis de indexabilidad: todo lo relacionado con cómo los Crawlers ven nuestro sitio web.
  • Análisis de estructura: si la web dispone de todos los elementos para un posicionamiento óptimo y si su estructura está correctamente implementada para ser rastreada por los buscadores.
  • Enlazado interno: cómo estamos enlazando internamente en nuestra web y qué paginas tienen más relevancia.
  • Enlazado externo: cómo se está enlazando externamente nuestra web y si su comportamiento es natural o no.
  • Análisis del contenido: ¿nuestro contenido es original, de calidad y suficiente en cada parte de la web?
  • Velocidad de carga y rendimiento: la web debe cargar correctamente para que el usuario pueda tener una experiencia completa.
  • Penalizaciones: determinar si las constantes actualizaciones del algoritmo de Google nos han afectado y cómo.
  • Análisis de palabras claves: análisis de las palabras clave de la web a posicionar, en función de la calidad y de las búsquedas que tengan.
  • Adaptabilidad: 
  • Análisis de competidores:

¿Cuándo deberías hacer una auditoría web?

En cualquier proyecto web llega un momento en el que hay que realizar una auditoría, es decir, llevar a cabo un diagnóstico de página web. El momento ideal para hacer este análisis es cuando vemos que nuestra web no recibe las visitas esperadas o el crecimiento orgánico tampoco es el esperado en un inicio.

También es conveniente auditar la web cuando la calidad de las visitas no es buena, es decir, cuando se trata de un tráfico no cualificado, y por lo tanto no se realizan las conversiones esperadas, y cuando se sufre una bajada considerable en las posiciones de los resultados de búsqueda.

En cualquier caso, y para asegurarnos un mejor rendimiento web, lo más adecuado es realizar una auditoría como paso previo al desarrollo de cualquier página, ya que así tendremos un estudio que nos ayudará a saber como está el sector y cómo podemos obtener los resultados que queremos obtener.

¿Qué herramientas utilizar para hacer una auditoría web

Las herramientas de auditoría web más utilizadas son las siguientes:

  • Semrush: es la herramienta más habitual para realizar una auditoría web SEO. El análisis que realiza es bastante completo, así como su usabilidad para llegar a encontrar todos los problemas SEO On y Off Page de nuestra web.
  • SE Ranking: empezó como una herramienta de monitorización de palabras clave y se ha convertido en una herramienta de análisis y auditoría SEO. Ofrece un informe muy completo, sencillo de comprender y útil para encontrar los errores más importantes de nuestra web.
  • Woorank: una de las herramientas más potentes, muestra un detallado análisis de los factores globales y se puede ejecutar página a página para conocer el estado concreto de cada una.
  • SEO Profiler: una de sus funcionalidades es la de hacer una auditoría SEO presentada de una forma intuitiva. Tiene un interfaz sencillo, ofrece la posibilidad de crear PDFs customizados y, además, el recorrido paso a paso por cada factor seo es muy sencillo.
  • Google Search Console: podremos consultar los principales errores que ha detectado Google en el contenido de nuestra web. También podremos encontrar problemas de indexación en Google, duplicidad de etiquetas, problemas con titles etc.
  • Raven: nos da una visión completa con una usabilidad muy buena para dejar la web preparada para lograr un posicionamiento óptimo.
  • Lighthouse
  • GTmetrix
  • Sistrix
  • Informes de Google de rendimiento y adaptabilidad a dispositivos

¿Qué debe contener una auditoría web?

Por un lado, una auditoría web se divide en los factores SEO On Page y SEO Off Page. El SEO On Page está formado por todos aquellos elementos de una página web que Google tiene en cuenta a la hora de asignar una posición en el buscador, así como el contenido de la página web (semántica web, títulos y descripciones, jerarquía de encabezados y optimización de imágenes).

Por otro lado, el SEO Off Page serían todos aquellos factores externos que afectan al posicionamiento de una web, como, por ejemplo, la cantidad de enlaces de otros sitios que apuntan a nuestra página.

Otros elementos que se deben reflejar y que se estudian en una auditoría web son los siguientes: arquitectura de la web, sitemap.xml, archivo robot.txt, contenido duplicado, enlaces internos, velocidad de carga, dimensiones y peso de las imágenes, versión móvil, posibles penalizaciones, usabilidad y comportamiento de los usuarios.