Sé también su primera opción

Eres la primera elección para tu audiencia, ahora debes serlo también para Google. Trabajar el SEO no es nada más ni nada menos que cortejar a los motores de búsqueda, principalmente a Google que es el rey, para que sitúe tus contenidos en las primeras posiciones.

¿Cómo se hace eso? Hay muchos parámetros que deben tenerse en cuenta para que las “arañas” de Google entiendan que tú debes ser su primera elección. Por suerte, conocemos todo aquello que le gusta a Google, las diferentes formas de seducirle, para ser lo más eficientes y rápidos posibles. ¿Empezamos? No hay tiempo que perder.

Analizar

Para definir una buena estrategia SEO, lo primero que debemos hacer es conocer cuál es la intencionalidad de búsqueda del público en tu sector, así como en qué posición se encuentra tu competencia.

Definir Keywords

Una vez recopilados los datos, hay que elaborar el cocón que definirá tu estrategia de posicionamiento orgánico. En otras palabras: decidir cuáles son las palabras clave más interesantes para nuestra marca y las que van a generar más tráfico web.

Cómo destacar

Para que tu contenido destaque frente a la competencia es necesario trabajar múltiples factores. Un contenido de calidad, creativo, que siga los parámetros establecidos por el buscador es básico, pero el SEO va mucho más allá: backlinks, etiquetas, metaetiquetas… ¿Seguimos?

Trabajo constante

Así es, con el SEO no podemos dar nada por hecho. Para ser el primero, hay que mantener una estrategia de posicionamiento orgánico sostenida en el tiempo. ¿Qué queremos decir? Que, una vez publicado un contenido, el trabajo no termina. Hay que seguir mimando a Google para que seamos su primera elección.

Volver a

Servicios

¡Me gusta!

Contactar