No importa qué empresa tengas, necesitas una estrategia de comunicación

Desde la agencia de comunicación Nal3 hemos elaborado esta página para ofrecerte el máximo de información acerca de cómo son las estrategias de comunicación, cuál es la más recomendable en función del tipo de empresa y de los objetivos que persigamos y qué tendencias y novedades hay actualmente.

Por este motivo, si estás interesado en integrar una estrategia de comunicación totalmente funcional y exitosa para tu empresa, no dudes en contactarnos.

Pautas para elaborar un plan de comunicación estratégico

Existen un centenar de maneras de elaborar y diseñar una estrategia de comunicación, ya que dependerá, en gran medida, del tipo de empresa que seamos, del tipo de público al que nos dirijamos y de los objetivos que persigamos.

No obstante, a continuación, explicaremos de una manera generalizada algunas recomendaciones para elaborar estrategias de comunicación eficientemente:

  • En primer lugar, debemos realizar un análisis de la situación en la que se encuentra nuestra marca, de manera que podamos identificar oportunidades y errores que debemos solventar.
    Algunos de los aspectos que componen la situación son el análisis de los datos de los últimos años para saber qué ha funcionado y qué no, observar a la competencia, analizar la situación del mercado laboral en el que desarrollamos nuestro trabajo, etc.
    Para facilitar esta tarea, podemos recurrir a herramientas como el análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) o el PEST (situación política, económica, social y tecnológica).
  • En segundo lugar, es momento de plantear los objetivos y metas que queremos lograr, ya que serán los que vistan la estrategia comunicativa y los que nos indiquen qué dirección debemos tomar y qué acciones son las más recomendables aplicar.
  • Posteriormente, tendremos que definir los públicos (ya sean internos o externos) a los que nos dirigiremos y que están completamente alineados con los objetivos.
  • Después, debemos establecer y crear los mensajes que comunicaremos a nuestros públicos de interés. Estos tienen que ser el puente entre nuestra marca y los públicos para alcanzar nuestros objetivos y debemos asegurarnos de que tengan el tono y los rasgos que se identifican directamente con nuestra empresa.
    Es importante que los mensajes sean relevantes, directos, claros y que cumplan con los objetivos.
  • En quinto lugar, tendremos que definir los canales que utilizaremos para difundir los mensajes y llevar a cabo nuestra estrategia. Pueden ser canales convencionales como la prensa, radio, televisión… o, por otro lado, los nuevos como las redes sociales, los blogs, páginas web, etc. Junto con los canales, tendremos que decidir y elaborar las técnicas que llevaremos a cabo, junto con las herramientas que necesitaremos para ello.
  • Posteriormente, será necesario que preparemos un cronograma en donde aparezca detallado todo lo que forme parte del plan estratégico de comunicación.
  • Finalmente, será necesario que establezcamos los medios que utilizaremos para medir los resultados de la estrategia comunicativa. Esta parte es fundamental, ya que será la que nos sirva para saber si ha merecido la pena ejecutar la estrategia y qué ha funcionado y qué no para próximas ocasiones. Sin contar con que tendremos que analizar los resultados detenidamente para saber si hemos alcanzado los objetivos.

Como hemos comentado anteriormente, hay muchas maneras de elaborar las estrategias de comunicación, pero estos aspectos que hemos mencionado son imprescindibles para cualquiera.

¿Hablamos de tu estrategia de comunicación?

¿Cómo son las estrategias de comunicación externa?

Cuando hablamos de estrategias de comunicación externa, nos referimos a todas las que se realizan desde la propia empresa hacia fuera. Es decir, los públicos a los que queremos llegar y los objetivos que queremos cumplir serán externos a nuestra organización.

Dicho esto, existen varias estrategias de comunicación externa que son muy utilizadas actualmente como:

  • Disponer de un gabinete de comunicación o prensa que se encargue de realizar comunicados sobre la empresa a públicos externos como notas de prensa, comunicados, etc.
  • Establecer diferentes canales para dinamizar y transmitir cualquier información relativa a la empresa que merezca ser comunicada.
  • Disponer de un plan de comunicación de crisis para poder solventar cualquier situación de riesgo y poder detenerla a tiempo.
  • Complementar las estrategias comunicativas con una campaña de marketing y promoción de nuestra propia marca, es decir, branding.
  • Estar presentes en todos los canales en los que nuestro público interactúe y, en concreto, en las redes sociales que vayan acorde con nuestra temática empresarial. Es decir, debemos aprovechar al máximo las oportunidades que nos brindan las redes, ya que podemos acercarnos en mayor medida a nuestro público y fidelizarlo.
  • Colaborar y participar en diferentes portales y blogs que sean referentes en nuestro sector. Además, esto nos ayudará a mejorar nuestra imagen y reputación pública.

Características de las estrategias de comunicación interna

Una vez explicadas las estrategias comunicativas externas, no podemos olvidarnos de la importancia de la comunicación interna. Es fundamental que trabajemos la comunicación interna de nuestra empresa con el mismo esfuerzo que la externa, o incluso más, ya que se trata de la base comunicativa y del ambiente de la empresa.

Por ello, es imprescindible que diseñemos un plan de comunicación interna que nos permita informar correctamente a los trabajadores motivarles, fidelizarles, formarles, etc. si posteriormente queremos comunicar algo al exterior.

Dicho esto, presentamos algunas de las estrategias de comunicación interna más efectivas y recurrentes para las empresas a día de hoy:

  • Establecer una política de confianza y puertas abiertas para que los empleados se sientan con la libertad de participar, sugerir, opinar, etc. acerca de cualquier aspecto relacionado con la empresa.
  • Utilizar diferentes canales de comunicación que se adapten a todos y cada uno de los integrantes internos de la empresa.
  • Formar a los mandos intermedios para que el flujo de la información esté lo más optimizado.
  • Elaborar los mensajes de manera clara, directa y concisa, ya que será la mejor forma de que el público interno preste atención y los interiorice.

Además de estas técnicas u otras que podemos integrar en nuestra organización, es fundamental que siempre realicemos un seguimiento de cada acción para saber si nos está resultando efectiva o no.

¿Necesitas un plan de comunicación a medida?

Añade valor a tu estrategias combinando las online con las offline

Cada vez adquiere un mayor protagonismo todo lo relacionado con el ámbito digital y las estrategias de comunicación no iban a ser menos. Sin embargo, las estrategias offline también pueden resultar muy útiles dependiendo de lo que queramos conseguir.

Además, si combinamos acciones online y offline, probablemente alcancemos muchos más objetivos, ya que nuestra estrategia será mucho más completa y efectiva.

Por ejemplo, si la gran parte del público al que nos dirigimos son jóvenes, es mayor peso de la estrategia debe residir en el ámbito digital, mientras que, si el target son personas de avanzada edad, probablemente tengan más efecto las técnicas offline.

Por otro lado, si nos encontramos en una situación de crisis o riesgo, es recomendable que apliquemos técnicas tanto online como offline, ya que aportará credibilidad y alcanzaremos a un número de personas superior.

Tendencias en las estrategias de comunicación

A causa de la era digital, debemos entender que lo que hoy es novedad, mañana estará anticuado. Por este motivo, a continuación, enumeraremos algunas de las tendencias que pisan más fuerte en lo que respecta a estrategias y servicios de comunicación:

  • El employer branding es un concepto que surgió hace 50 años, pero es ahora cuando realmente está cobrando fuerza y se posiciona como uno de los principales de cara al año 2018. Se trata de la aplicación de técnicas de comunicación interna para fidelizar el talento de los trabajadores, es decir, se trata de la imagen que proyecta una organización hacia sus empleados y que, por ende, percibirán los futuros trabajadores.
  • En segundo lugar y aunque en 2017 ha sido una de las tendencias de comunicación protagonistas, es necesario mencionar el social selling. Se trata de ampliar nuestro negocio a través de las redes sociales obteniendo información de los usuarios, fidelizar a los ya clientes, investigar el mercado, identificar comportamientos y actitudes hacia nuestra marca, etc.
  • En última instancia, cabe mencionar el buyer persona que se trata de extraer el máximo de información posible acerca de nuestro público objetivo. Por ejemplo, cuáles son sus aficiones, sus metas, objetivos, qué le hace feliz, a qué destina su tiempo libre, etc. Todo esto nos resultará muy útil a la hora de elaborar los mensajes que enviaremos y seleccionar los canales que utilizaremos para ello.

¿Preparado/a

para impulsar

tu negocio?

    *Campos obligatorios