Skip to main content

En Nal3 queremos revelarte un secreto que puede dar una vuelta a tu visibilidad en Internet, especialmente si eres una empresa de perfil industrial. Se trata de un recurso muy infravalorado y cuyas posibilidades se extienden más allá de su faceta como PDF descargable. Hablamos del catálogo digital.

Lo que hace 20 años era una proeza, ahora es insuficiente y pide un cambio de paradigma. Por eso, en este post te mostramos las ventajas de un “catálogo digital bien”.

Cómo optimizar un catálogo digital

Para exprimir las posibilidades de este recurso es necesario revisar el significado de “catálogo”. Podemos definirlo como una lista ordenada de ideas que, en este caso, agrupan los productos del negocio por categorías. Es decir, se generan una serie de palabras clave bajo las que organizar los bienes y servicios de tu empresa.

Cualquier profesional del marketing digital que haya leído el párrafo anterior habrá sentido como una alarma se disparaba en su cerebro al llegar al término “palabras clave”. Si tú no estás familiarizado con esta idea, pero sigues interesado en optimizar tu catálogo digital, es el momento de presentarte a uno de tus mayores aliados en este proceso: la optimización en motores de búsqueda, más conocida como SEO.

A través de palabras clave seleccionadas por el equipo de estrategia digital de Nal3 en base a las necesidades de tu empresa, creamos una serie de contenidos que favorecen a tu posicionamiento en buscadores de Internet (principalmente en Google). Estas palabras clave son la llave para que los usuarios que las buscan den contigo y tus productos y servicios. Por eso es necesario dejar de ver el catálogo digital como un mero documento descargable y valorarlo en el conjunto de tu sitio web.

Llegados a este punto, podemos considerar más acertado hablar de digitalización de un catálogo. Al fin y al cabo, este proceso consiste en convertir al formato digital todas las referencias y contenidos relacionados con la oferta de tu negocio. Todo ello implementando categorías en todos los niveles de la oferta e integrando esas palabras clave en fichas de producto, descripciones e, incluso, en descargables propios de cada artículo.

Antes el catálogo digital ocupaba un rincón escondido de la web, ahora se funde con ella en su totalidad.

Caso de éxito: Labprocess

Instrumentación para laboratorios y procesos

 

La historia de una empresa B2B, del sector de la instrumentación para laboratorios y procesos, que ha incrementado sus ‘leads’ en un 175% en tan solo un año.

Beneficios de un buen catálogo digital (digitalización de un catálogo)

1) Mayor alcance

Digitalizar un catálogo tal y como hemos explicado antes puede aportar a la web, y, por lo tanto, a la marca, un aumento notable de tráfico orgánico y visibilidad. Al diseminar la esencia del catálogo digital en el sitio web, incrementamos el volumen de páginas internas. De esta manera, podemos trabajar con ellas de forma estratégica, incluyendo muchas más palabras clave que, con el PDF, no conseguiríamos posicionar.

Cabe destacar que con la digitalización de un catálogo mediante su integración en tu sitio web, los canales de distribución del mismo se amplían. Redes sociales, e-mail, WhatsApp… hacer llegar tu catálogo digital a clientes potenciales nunca supuso menos esfuerzo.

2) Reducción de costes

“Poderoso caballero es don Dinero”, decía Góngora y qué razón tenía. El gasto en impresión y distribución de catálogos en papel puede ser motivo suficiente para mudar este recurso al entorno digital. Además, la digitalización de tu catálogo te permitirá corregir errores y realizar modificaciones.

3) Ahorro de tiempo

La edición de un catálogo digitalizado puede ser mucho más fácil y práctica si la comparamos con su versión impresa. Con un catálogo digital ejecutado correctamente no solo ahorrarás dinero, sino tiempo. No podemos olvidar que editar, imprimir, distribuir, solventar errores y volver a imprimir y distribuir también se traduce en valor monetario. Con la digitalización de un catálogo, dar de alta o de baja productos se convierten en tareas sencillas. Es posible, incluso, llegar a automatizar procesos e integrarlos con otros sistemas de gestión empresarial.

4) Mejora en la experiencia de usuario

La digitalización de un catálogo ofrece la posibilidad de incluir gran cantidad de funcionalidades que enriquezcan la experiencia del usuario que navegue por tu sitio web en busca de productos y servicios. Estas son solo algunas de las propuestas que pueden hacer más user-friendly tu catálogo digital:

  • Incorporación de filtros.
  • Descargables como fichas técnicas, manuales o licencias.
  • Formularios de solicitud de presupuesto y/o páginas de cálculo online del mismo.
  • Vídeos de producto o explicativos.
  • Configuradores.
  • Simuladores en 3D o VR.

5) A un paso de la venta ‘online’

Una de las ventajas más potentes en la digitalización de tu catálogo es que el conjunto de estas implementaciones te acerca a la creación de un e-commerce. Si bien es cierto que no es obligatorio dar este paso, la optimización del catálogo digital prepara el terreno para la venta online a futuro. En otras palabras, y ligado al punto de ahorro económico, la inversión de digitalizar tu catálogo puede llegar a ser muy rentable y amortizarse en poco tiempo si decides comercializar tus productos y servicios en línea.

En Nal3 estaremos encantados de ayudarte en este u otros retos para llevar tu estrategia de marketing digital al siguiente nivel. No dudes en contactar con nosotros si este post te ha animado a digitalizar el catálogo de tu negocio (ya sea B2B o B2C) o si te ha surgido cualquier pregunta. Nuestra puerta está abierta.

Contáctanos

¿Preparad@ para llevar a tu empresa al siguiente nivel? ¿Hablamos?

Comparte esto

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.