Skip to main content

En cualquier empresa, independientemente de su tamaño y del sector al que se dedique, la comunicación tiene un papel fundamental. Se trata de uno de los pilares básicos para el buen funcionamiento de la organización. Sin embargo, a menudo se presta más atención a la comunicación externa, mientras que la comunicación interna queda en un segundo plano. Otras veces, los responsables de la organización no dan a la comunicación la importancia que realmente tiene, o no gestionan correctamente su estrategia comunicativa.

Es por este motivo, que es primordial entender que la comunicación es la que aporta el valor diferencial a las marcas y que, por lo tanto, es un activo que se tiene que gestionar sí o sí correctamente.

¿Te interesa contratar servicios de comunicación para tu empresa?

Este post ofrece una breve introducción a la comunicación interna y externa. Se trata de entender qué implica cada una de ellas, sus funciones, el público al que van dirigidas, su importancia y algunos ejemplos de la una y de la otra.

La Comunicación externa

Es aquella que ocurre entre la empresa y todos los agentes externos pero relacionados a ella. Por ejemplo, clientes, proveedores, posibles clientes potenciales, público en general interesado en la marca, acreedores, empresas socias, etc. El objetivo es compartir información, es decir informar, ya sean noticias de la propia empresa, así como de sus productos, servicios o comunicados en particular. 

Principales Herramientas de la Comunicación Externa

Uno de los principales mecanismos de la comunicación externa es el gabinete de prensa, un organismo encargado de gestionar toda la información de la empresa para los medios de comunicación, como las notas de prensa o las entrevistas.

Otro ejemplo son las relaciones públicas. A través de eventos, seminarios o actividades se busca crear y reforzar una imagen positiva de la marca.

La web corporativa de la empresa es otra herramienta esencial, así como sus redes sociales. Con éstas, las organizaciones pueden mantener informado al público de su actividad diaria. En los tiempos que corren es indispensable recurrir a las estrategias online, SEO, SEM, SMM, marketing de contenidos, estrategias de conversión, etc.

Y finalmente, otra herramienta indispensable es a través del email marketing. Mediante el cual puedes lanzar diferentes tipos de mensajes: más persuasivos, informativos, de venta… y de fidelización.

La Comunicación interna

La comunicación interna es aquella que va dirigida al público de dentro de la empresa, es decir, los trabajadores y empleados, sea cual sea su rango dentro de la organización. Su nacimiento está ligado a la necesidad de las compañías de motivar a su equipo humano, de integrarlo en el sí de la organización y hacerlo partícipe dentro de la empresa. En resumen, se trata de fortalecer la relación entre la empresa y sus trabajadores. Y es que con un personal motivado, la empresa puede ser más competitiva y eficiente.

Es importante diferenciar entre comunicación interna descendente y ascendente.

La comunicación descendente parte de los mandos superiores o la dirección a los empleados de rangos inferiores. Por el contrario, la comunicación ascendente se produce cuando parte de los subordinados y llega hasta los jefes o empleados superiores en la jerarquía de la empresa.

Ambas son fundamentales, y es esencial que el trabajador se sienta un activo importante de la empresa y que a la vez sea partícipe de ésta. Por este motivo, los altos cargos deben fomentar la comunicación interna ascendente en el sí de la organización.

Principales Herramientas de la Comunicación Interna

Existe un sinfín de herramientas de comunicación interna. Las intranets son un mecanismo altamente eficaz para el intercambio de información entre los trabajadores y sus jefes. Las revistas internas, el tablón de anuncios o el manual de funciones son otros de los ejemplos para mantener informados a nuestros trabajadores.

Dos caras de una misma moneda

En resumen, es importante diferenciar entre la comunicación interna y externa y saber qué implica cada una de ellas. Una buena estrategia de comunicación pasa por darles la misma importancia a una y a la otra. Es clave entender que van de la mano y son complementarias.

En definitiva, parte del éxito de tu empresa vendrá medido por una buena estrategia de comunicación. ¡Dale la importancia que se merece y cuídala!

 

¿Te gustaría contar con una estrategia de comunicación exitosa para tu empresa?

¿Hablamos?

Comparte esto

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.