Skip to main content
Marketing de Contenidos

Guía de redacción de contenidos para escribir el post perfecto (2da parte)

By febrero 8, 2016febrero 11th, 2020No Comments

En el post anterior, estuvimos hablando sobre cómo debe ser la estructura, el diseño, la redacción del contenido y la forma de un Post Perfecto. En esta segunda parte, compartiré contigo cuáles son los elementos de SEO que debes optimizar en tus contenidos para que sean atractivos, tanto para tus usuarios como para los motores de búsqueda. Una vez acabes de leerlo, habrás aprendido cómo escribir el Post Perfecto.

Si tienes prisa y no puedes leerlo completo, he diseñado para ti una Guía práctica donde he recopilado y resumido todo el contenido para que puedas leerla y compartirla cuando quieras 🙂 Además, incluyo una plantilla con la lista de tareas que debes realizar cada vez que escribas un post; de esta forma tendrás la seguridad de no haber olvidado nada y que tu contenido estará perfecto.

Descárgala GRATIS

Redacción de contenidos ¿largos o cortos?

El post perfecto tiene más de 1000 caracteres. Mientras más caracteres, mejor, siempre y cuando el contenido sea de calidad.

Creo que el verdadero debate debe dar en torno a la siguiente pregunta: ¿queremos generar mucho tráfico o tráfico de calidad que se traduzca en conversiones? Los contenidos más largos son mejores para generar conversiones, pues aportarán muchísimo valor a sus lectores y contribuyen a fortalecer la confianza y autoridad de una marca.

Algunos expertos en redacción de contenidos apuntan que lo ideal es entre 2.000 y 5.000 palabras. Los post que suelen aparecer primeros en Google tienen alrededor de 2.000 palabras. Por otra parte, los contenidos largos generan más enlaces externos de calidad.

Por ahora, en lo que sí existe un criterio unánime es en que los contenidos deben estar adaptados a la audiencia, ser valiosos y de calidad.

Concentra tus esfuerzos en esto y no en la cantidad de caracteres.

Título y Meta Title en la redacción de contenidos web

Conviene hacer desde el principio la distinción entre el Título del post y la meta etiqueta Title.

El Título del post es lo que tus lectores verán una vez estén dentro del contenido, va mucho más enfocado al usuario que a los motores de búsqueda.

La meta etiqueta Title es lo que los motores de búsqueda verán y mostrarán en los resultados de búsqueda.

En ocasiones pueden coincidir y si no especificas la Meta Title, el Título del post será utilizado por defecto para este fin.

Título

Es conveniente que incluyas en él las palabras clave pues, en la mayoría de los casos, el Título del post coincide con la etiqueta <h1>, fundamental en SEO. Hablaremos de ella más adelante.

¿Cuál es el objetivo del título en la redacción de contenidos? llamar la atención: atraer visitas. Es decir, convierte tu título en el anzuelo perfecto para tu público objetivo.

Pero hablemos de la Meta Etiqueta Title

Meta Etiqueta TITLE

La inclusión de las palabras claves en esta meta etiqueta es considerado uno de los factores de más relevancia en SEO on page. Es fundamental que tus posts tengan la Etiqueta Title optimizada con la palabra clave principal con la que quieres que te encuentren tus visitas.

Lo ideal es que utilices keyword del tipo Long Tail (de cola larga), es decir, compuesta por tres o más palabras clave.

Debería ser corta, no sólo porque es mucho más atractiva, sino porque en los motores de búsqueda sólo se muestran de 60 a 66 caracteres aproximadamente.

Redacta la Meta Etiqueta Title de tal forma que esté más destinada a captar la atención de los humanos, que la de los buscadores (aunque para los buscadores este elemento sea muy importante).

Etiqueta Description

La misión de la descripción es mostrar a los lectores de qué trata un determinado artículo cuando miren la página de resultados de búsqueda. Este elemento es sumamente importante rellenarlo adecuadamente con llamados a la acción y breves resúmenes del contenido.

Muchos plugins de SEO te permiten agregar la meta etiqueta description. Piensa en el contenido de esta etiqueta como una especie de Copy para tu post. En 156 caracteres debes captar la atención y seducir al usuario para que haga click.

Aunque Google ha aclarado que no toma en cuenta las palabras claves en esta etiqueta, una buena descripción será mucho más persuasiva para los usuarios si esta incluye la palabra clave que utilizaron en la búsqueda.

Las etiquetas <h> en la redacción de contenidos

Google reconoce el argumento principal de nuestros contenidos, en primer lugar, a través de la meta etiqueta Title y seguidamente utiliza las <h1> de las páginas individuales para determinar el tema tratado en cada una de ellas.

Si eliminamos el contenido y dejamos sólo las etiquetas <h>, debería funcionar como un índice que resuma perfectamente lo que se aborda en el contenido.

La etiqueta <h1>. La más importante

  • Es el título del contenido de una página (el título del que hablamos más arriba, el título de tu post) y debe contener las palabras claves. Es importante aclarar que un título <h1> debe hacer referencia a cada página individualmente y no a tu sitio web en general; en él explicas de qué trata el contenido que desarrollarás a continuación. Por ejemplo: Si tenemos un blog sobre gastronomía, cada post debe tener una etiqueta <h1> diferente, con palabras claves distintas que busquen posicionar cada página.
  • En una página no tiene sentido tener más de una etiqueta <h1>, pues el título es sólo uno ¿no?
  • Esta etiqueta no debe contener ningún enlace para evitar restarle importancia al contenido que sigue a continuación.
  • Debe ser corto, cuanto más largo, menos importancia tendrá.
  • Las primeras palabras del título tienen más relevancia para Google; es decir, intenta ubicar tus palabras claves al principio del título.
  • El titular <h1> puede o no coincidir con la meta etiqueta title. La meta etiqueta Title tiene una importancia menor que el <h1> y se muestra en los resultados de búsqueda, por lo que podemos esforzarnos más en optimizar la <h1> que la Title; y como ya hemos dicho, si no hay etiqueta Title, es posible que la <h1> acabe mostrándose como el título de la página en los resultados de búsqueda de Google.

La etiqueta <h2> o subtítulo

  • Funciona para estructurar el contenido.
  • Son los títulos de las subsecciones de un contenido. Los subtítulos de tu post.
  • Pueden haber varias etiquetas <h2> en el texto.
  • Cada título <h2> indica la importancia de una subsección, la resume y está relacionado con el contenido que le siga debajo.
  • Las palabras claves incluidas en este título deben hacer referencia al texto que se encuentra inmediatamente a continuación o, si se trata de un enlace, tiene que estar relacionado con la página que enlaza.
  • Aunque no hay un límite de etiquetas <h2>, lo ideal es de 2 a 8 titulares.

Las etiquetas <h3>, <h4>…

  • Son subtítulos dentro de un bloque encabezado por un <h2>. Es decir: Sub títulos dentro del subtítulo.
  • El SEO no los toma demasiado en cuenta, por lo tanto, no se recomienda utilizar más titulares a partir de <h4>.

Las imágenes

Hasta ahora Google no puede leer textos dentro de las imágenes, la forma de reconocer e indexar las imágenes de Google es a través de texto. Para asegurarnos que los motores de búsqueda entiendan de qué tratan las imágenes que utilizas en tus post, te debes asegurar de identificarlas adecuadamente.

Nombre del archivo

Es frecuente guardar las imágenes con títulos como image001.jpg y con ese mismo nombre subirlas a nuestra página ¡Error! El nombre del archivo debe describir la imagen, incluir palabra clave principal y ser corto (puedes excluir preposiciones, artículos, conjunciones, etc., y utiliza guiones, en lugar de espacios, para separar las palabras) Ejemplo: escribir-post-perfecto, marketing-de-contenidos-mola.

Image Alt Attribute o Etiqueta Alt

Una vez subas la imagen, es importante que también optimices la etiqueta Alt. Esto es lo que utilizan los buscadores para saber qué es lo que muestra tu imagen. Aquí deberías describir específicamente el contenido de la imagen, incluir la palabra clave principal y no extenderte demasiado.

Contexto

Es muy importante que tus imágenes estén rodeadas de texto, y que todo el texto que las rodee, esté relacionado con el contenido de la imagen.

Título

¿Sabes cuándo posamos el cursor sobre una imagen y aparece un texto? Bueno, ese es el Título de la imagen y también puedes, y deberías, optimizarlo con las palabras claves; puedes utilizar algo similar a la etiqueta Alt, pero en este caso más enfocado al usuario que a los motores de búsqueda, un Call to action a veces es buena idea.

El tamaño del archivo

Lo ideal es que el tamaño del archivo sea lo más pequeño posible. De esta forma las imágenes cargan rápido y eso es algo que premian los buscadores.

JPEG, PNG Y GIF son los formatos por excelencia. Es recomendable comprimir las imágenes antes de subirlas.

Créditos y derechos

Recuerda mencionar la fuente o autor de la imagen que estás utilizando.

Las keywords o palabras clave en la redacciónd e tus contenidos

Cada post que redactes es importante desde la perspectiva del posicionamiento y tráfico. Google percibe cada post como si se tratara de sitios web diferentes, por lo tanto, intenta posicionar cada contenido con diferentes palabras claves, siempre asociadas y relevantes con la temática general de tu empresa.

Densidad

Utiliza las palabras claves estratégicamente; mantén la densidad de palabras claves por debajo del 3%. Si escribimos un artículo de 1000 palabras y escribimos nuestra keyword 25 veces, la densidad de palabras clave sería de 2,5%; si aparece 30 veces, pues un 3%. Si nos excedemos en su uso, Google nos catalogará como “keyword stuffing” y dejará de indexarnos.

Tampoco se ha llegado a un acuerdo respecto a la proporción exacta, sin embargo, como siempre decimos, lo más importante es el usuario. Esfuérzate por escribir contenidos que tengan sentido, sean cómodos de leer, sean atractivos y le gusten a tus lectores. Si logras esto, te garantizo que también le gustarás a Google.

Destácalas

Utiliza <strong>, <itálica>, <underline> (negritas, cursivas y subrayado), para marcar las palabras claves en los contenidos e indicarle a Google en dónde debe prestar mayor atención.

El primer párrafo es el más importante, debe estar relacionado directamente con el título y contener las palabras claves. Es relevante tener la keyword entre las primeras 100 palabras del contenido, ya que de este modo le estamos diciendo a Google bajo qué términos debe indexar el post y de qué va el contenido a continuación.

La semántica

Google es capaz de agrupar y relacionar distintas palabras para definir la temática de tus contenidos.

Por ejemplo, si escribimos un post sobre GATOS, debemos incluir palabras relacionadas o sinónimos como: animal, doméstico, felino. El buscador es capaz de reconocer que esas palabras están relacionadas con una temática específica y te incluirá dentro de ella; altamente conveniente para posicionarnos adecuadamente, pues no queremos que un post sobre gatos aparezca en los resultados relacionados con herramientas de mecánica, sino con animales.

Keywords contextuales

El uso de palabras claves o keywords contextuales y sinónimas entre sí en campos como el título y la descripción ayudan a Google a entender la relevancia de una keyword y a discernir entre dos sinónimos. Veamos un ejemplo para entenderlo mejor.

– Caso Nº1: utilizaré las keywords: gato, minino, gatito y felino 

– Caso Nº2: utilizaré las keywords: gato, razas, especies, tipos y subespecies.

En el Caso Nº1 le indicamos a Google que la palabra clave principal es: gato y en el Caso Nº2 que la keyword es: razas de gatos.

La URL

Una longitud de Url demasiado larga puede perjudicar el posicionamiento. Si bien no debería ser tan corta como una sola palabra (para no tener una competencia demasiado dura) tampoco debería exceder un determinado número de caracteres. Puedes eliminar conjunciones, preposiciones y artículos.

Enlaces en el post

Enlaces externos

Si el post contiene links a referencias externas, fortalecerá su autoridad, siempre y cuando las referencias tengan un buen Page Rank y estén relacionadas con la temática de tu post.

Si utilizamos contenido de páginas relevantes para Google y además estas forman parte de nuestro nicho, fortalecerá el correcto posicionamiento. Google es capaz de discernir el significado y sobre todo la relevancia y naturaleza de un tema en función de las páginas que enlazas o te enlazan.

Por ejemplo, si tienes un blog de dinosaurios y enlazas a una página sobre películas de dibujos animados, Google entenderá que tu blog está más cercano al entretenimiento infantil, que a la paleontología.

Enlaces internos

Cuando escribimos un nuevo post, siempre es buena idea mencionar otros contenidos de tu web relacionados para que los lectores puedan consultarlos y los buscadores los vuelvan a rastrear; ¡Pero no te pases! Si incluimos demasiados enlaces hacia una misma página con el fin de aumentar su posicionamiento, Google no los tomará en cuenta, pues sólo tiene en cuenta la primera vez que lo menciones.

Título de los enlaces

El título que ponemos sobre un enlace y que posteriormente se ve cuando posamos el ratón sobre él, es una pequeña señal de relevancia SEO para Google. No dejes ningún link sin “nombrar” y utiliza las palabras claves.

Aunque parecen demasiadas las cosas que tenemos que recordar a la hora de escribir un post correctamente, te garantizo que luego de hacerlo un par de veces se volverá algo casi mecánico; el repaso de cada elemento para la redacción de contenidos web se convierte en algo súper natural y, en poco tiempo, estarás escribiendo un post perfecto sin ayuda.

 

Mientras tanto, te invito a descargar esta guía con todos los consejos que he mencionado (en este post y en el anterior) para que no olvides ningún detalle. Además, incluyo una lista de tareas para ayudarte a recordar todos estos elementos cada vez que escribas un post.

¡Anímate!

Descarga la guía + la lista de tareas

Le echas un vistazo y me comentas qué te ha parecido.

 

Una vez comiences a aplicar estos consejos, notarás los resultados y estoy segura que estarás con más ánimo para seguir compartiendo muchos más contenidos con tu comunidad.

Como siempre, si tienes dudas, sugerencias, experiencias que compartir o cualquier comentario, me encantaría saberlo 🙂

 

 

Autor: Gabriela Amorín

Comparte esto

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.