Skip to main content

Casi todas las compañías quieren hacer marketing de contenidos y tener un blog para vender más… entonces piensan: «hay que crear más y más contenidos, hay que hacer mejores contenidos, tenemos que invertir mucho dinero en publicidad, esto no se puede medir, hace tres meses comenzamos, esto no está funcionando«… ¿que hay de cierto en todo esto?

En este post comentaremos algunas cosas que suelen decirse sobre el marketing de contenidos y revelaremos cuales son mitos y cuales son verdad.

1. El marketing de contenidos es caro

Crear contenidos de calidad, largos, en diversos formatos (ebooks, infografías, gráficas, vídeos, presentaciones…) podría consumir bastante tiempo y energía de tu equipo.

Debemos considerar también la frecuencia y cantidad de contenidos que se produzca, pero al final se trata de un asunto de organización y logística.

Fíjate: una pieza de contenido puede ser utilizada de múltiples formas. Si has dedicado un gran esfuerzo para crear un material muy valioso, deberías distribuirlo ampliamente y traducirlo a la mayor cantidad de formatos posibles: convierte un post en una infografía, una presentación, webinar… y si lo combinas con otros posts, podrás crear un ebook.

Lo bueno del marketing de contenidos es que de un solo material podrás sacar infinidad de contenidos para distribuir por múltiples canales y al final, si lo haces bien, el esfuerzo se pagará por sí solo.

2. Los contenidos deben estar cargados de palabras claves para ser visibles en los resultados de búsqueda

¡Definitivamente no! Google se ha vuelto bastante más inteligente. Lo más importante siempre es que sea un contenido fresco y que le guste a tus lectores.

3. Es difícil medir la eficacia del marketing de contenidos

Aunque el retorno de las estrategias de marketing de contenidos suelen ser a largo plazo, es posible definir KPI’s (Indicadores clave de rendimiento) que te permitan monitorizar y medir los resultados, cuantitativamente hablando. Por ejemplo:

–          Tráfico web

–          Porcentaje de lectores recurrentes

–          Tiempo promedio en la web

–          Cuántos clicks y conversiones se llevan a cabo en cada llamado a la acción

–          Número de prospectos que provienen de cada recurso (descargas, formularios, etc.)

Como ves, definir los KPI’s no es tan difícil. Se trata, simplemente de definir lo que esperas lograr con estos contenidos y traducirlo en objetivos realistas.

4. Lo que cuenta en marketing de contenidos son los LIKES, las comparticiones y la viralización

Imagina que tu contenido se ha convertido en la sensación. Es compartido por todos los medios y ha causado sensación ¡fantástico! Ahora, es el momento pensar en los beneficios reales y medibles que esto te pueda aportar. ¿Todo este tráfico y ruido se traduce en nuevos clientes? ¿Todas estas personas volverán a tu blog y te seguirán leyendo?

No queremos decepcionarte, pero creemos que es mejor hacerte pensar lo siguiente: simples LIKES no sirven para nada, a menos que estén incluidos dentro de la estrategia para conseguir más potenciales clientes… la pregunta es ¿combinas tus posts con tu estrategia de captación de leads?

5. La calidad del contenido lo es todo

Contenidos buenos, relevantes, con valor agregado o que muestren diferentes ángulos de las situaciones, son muy buenos para tu estrategia de marketing de contenidos.

Sin embargo, las investigaciones indican que: 92% de las empresas manifestaron que realizan contenidos de alta calidad y valor, pero sólo el 54% valora sus estrategias de contenidos como eficientes.

¿Esto a qué se debe? Puede ocurrir por dos razones: quienes escriben son demasiado optimistas respecto a sus contenidos, que en realidad no son tan buenos como ellos creen. En realidad es bastante difícil decir algo innovador hoy en día y que además sea interesante y agradable de leer, y no siempre nuestro propio juicio sobre lo que nosotros mismos creamos es el más objetivo.

La segunda opción es que los contenidos son realmente buenos, pero las estrategias de captación de leads, las tácticas para mantener a los usuarios en la web y convencerles de rellenar los formularios, fallan.

En conclusión: estarás escribiendo contenidos dignos de un premio Pulitzer, pero que no convierten a los lectores en potenciales clientes…

6. Tienes que escribir sobre tu producto o empresa

Aunque el contenido debería ser educativo, no limites tus contenidos a una extensión de tus catálogos y folletos comerciales. Enfócate en material que sea de utilidad para tus lectores. Identifica el target y público objetivo y escribe algo productivo para ellos.

7. Marketing de contenidos significa tener un blog

¡Absolutamente no! El marketing de contenidos tiene muchísimas formas más allá de tu dominio. Vídeos, infografías, ebooks, plantillas, webinars, podcasts, definitivamente condimentarán tu estrategia de contenidos y la harán más interesante. Además, permitirás a tu audiencia decidir qué formato le gusta más y en cada red social tendrás contenidos adaptados a sus propios formatos y naturaleza.

¿Tienes dudas sobre el marketing de contenidos? ¿Has escuchado alguna otra historia sobre esta técnica del marketing? ¿Estas llevando a cabo alguna estrategia de contenidos en tu empresa o te gustaría diseñarla?

Comparte esto

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.