La comida siempre ha sido un punto clave de la cultura. Ya sea para disfrutar, estrechar lazos, o para celebrar tradiciones, está claro que su única función no es la de alimentar. Sin embargo, en los últimos años el sector de la alimentación ha dado un giro completo. Los alimentos son productos de primera necesidad por lo tanto su demanda no ha disminuido, sin embargo, el aumento de determinados tipos de alimentos, la importación de nuevos productos que antes eran desconocidos, el aumento de marcas, y otros muchos factores, han dado paso a un mercado extremadamente competitivo. Por ello, es primordial contar con una buena estrategia de marketing alimentario a la hora de hacerse un sitio entre las grandes marcas de alimentos.

¿Podemos hablar de marketing alimentario?

Sí, seguro que sí, porque todavía no existe sector que se le resista al marketing y, el alimentario es uno de ellos. A los profesionales que se dedican a ello debemos pedirles que piensen en estrategias y acciones que sorprendan a la audiencia. ¿Cómo hacerlo?

Emoción

Para empezar, en un mercado tan competitivo, es necesario llamar la atención de los clientes. Para lograrlo, una de las estrategias de marketing alimentario que mejor funciona es la de apelar a las emociones del consumidor. Esto significa generar contenido que emocione a tu audiencia, para que la recuerden más fácilmente. La manera de lograr que esta estrategia funcione es estudiar minuciosamente a tu audiencia para tener claro a qué grupo de personas debes enfocar tu mensaje.

No te escondas, humaniza tu marca

Otra técnica que funciona muy bien y además genera mucha confianza entre los consumidores es la de humanizar la marca y todo el proceso de elaboración del producto.

Abrir las puertas y mostrar el interior de fábricas, almacenes, talleres, etc., hacer participar a los empleados, hablar con los proveedores que participan en el proceso de elaboración de tu producto, todas estas acciones ayudan a que la audiencia perciba qué hay detrás de una marca y de sus productos y por lo tanto conecten de forma más profunda con tu marca y organización. Así se genera más confianza con tu audiencia, y por ende más ventas.

Filter

Primera impresión

En la actualidad, hay una oferta infinita de productos alimentarios distintos entre los que escoger, por lo que asegurarse de que los compradores escojan el tuyo es LA CLAVE. Para conseguirlo es importante provocar una buena primera impresión. Y en la era digital, lo más probable es que tus potenciales consumidores no obtengan ese primer encuentro con tu negocio en directo, sino a través de algún canal digital o medio de comunicación. Así que asegúrate de contar con una buena estrategia de comunicación, una página web bien posicionada con contenido optimizado y apetecibles imágenes… porque no olvides que una buena impresión entra por los ojos.

Imágenes

Que una imagen vale más que 1.000 palabras es indiscutible, aunque nos pese a los que nos dedicamos a escribir contenidos. Sin embargo, el tándem contenidos & imágenes es la mejor fórmula para mostrar un producto alimentario y llegar a tu audiencia. Dicho esto, en el marketing alimentario es indispensable acompañar cualquier contenido con una imagen. No escatimes, y si puedes, cuenta con profesionales que te ayuden a hacer fotografías y vídeos de tus productos con una buena escenografía e iluminación.

Redes sociales

Las redes sociales son una de las herramientas más utilizadas en marketing alimentario ya que cuentan con numerosas ventajas. A la hora de hacer marketing sobre el sector alimentario son aún más importantes, ya que los clientes prefieren ver fotografías de los alimentos que ingieren.

Por ello, crea historias en las redes (Instagram o Pinterest) que muestren tus productos, añade un blog a la página web donde compartir recetas cortas y fáciles con tus productos, cuelga fotos con los resultados finales de tus recetas, etc. y, de esta manera, tu audiencia verá fotografías de tus productos, la calidad de estos, y además las diferentes alternativas culinarias que se les pueden dar.

Packaging

Como hemos comentado en el párrafo anterior, necesitamos que la imagen nos seduzca a la hora de escoger un producto, sobre todo si se trata de comida, por lo que crear un buen packaging es esencial. Si la comida va dirigida a un público infantil, utiliza colores vistosos, si está pensado para un público adulto, utiliza un materiales de calidad, etc. y de esta manera, cuando el consumidor se encuentre delante de múltiples productos parecidos, es posible que se decidan por el tuyo. Es además muy importante que tu producto esté correctamente etiquetado y de que se informe exactamente de lo que contiene, ya que cada vez más consumidores se interesan por las composiciones e ingredientes de los alimentos.

Tendencias del sector alimentario

Asimismo, es muy importante estar al día de las tendencias del sector alimentario. En los últimos años hemos vivido una popularización del consumo de alimentos orgánicos, de km0, saludables y de producción sostenible. Los productos de origen vegetal, las bebidas no alcohólicas, todo apunta a que esta tendencia viene para quedarse, por lo que atender a estas tendencias beneficiosas para tu marca.

Por último, recuerda que está demostrado que las nuevas generaciones no tienen tanta fidelidad a las marcas como las generaciones anteriores, por lo que es necesario irse renovando para no desaparecer del mercado.

Con estas claves podrás crear un contenido que esté a la altura de las expectativas de tu audiencia y que no les decepcione. Esperamos que este artículo te haya resultado útil y si tienes cualquier duda o necesitas servicios de comunicación profesionales 360, no dudes en contactarnos.

Contáctanos

¿Preparad@ para llevar a tu empresa al siguiente nivel? ¿Hablamos?

Comparte esto

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.