Skip to main content

Si crees que por la tipología de tu empresa no hay nada que pueda interesar a tus clientes y prescriptores, estás muy equivocado. No hay producto imposible de comunicar. Te desvelamos las claves para diseñar los contenidos para un plan de marketing industrial que resulte atractivo a los ojos de tus lectores.

1. Tampoco en marketing industrial tu producto o servicio deben ser el centro de atención

Debes asumir que tu producto, por muy bueno que sea, no es el centro de atención. No, no nos hemos vuelto locos. Entendemos y conocemos perfectamente la importancia de lo que produces, pero en esta era digital no puedes centrar tu estrategia de contenidos en comunicar las características de tu producto o las ventajas que éste genera, ni siquiera en marketing industrial. Hay que ir un paso más allá. ¿Te suena el marketing de contenidos?

2. ¿Qué contar en marketing industrial?

Ahora que ya has asumido que en el blog no se va a hablar de tu producto en sí, detente un momento a pensar y coge papel y bolígrafo. ¿Cuántos proyectos se han hecho realidad con tu producto? Enuméralos. Estamos convencidos que con las piezas que produces se habrán llevado a cabo incontables diseños, proyectos y/o casos exitosos. ¿Por qué no se los presentamos al mundo?

También en marketing industrial se pueden producir contenidos atractivos e historias interesantes para tu público sobre los resultados que se pueden conseguir utilizando tus productos.

Tal vez se trate de un nuevo automóvil que se ha fabricado con alguna de las piezas que fabricas, un mural creado con las pinturas que produces o una estructura arquitectónica con un material que diseña tu industria. Cuéntale a tus stakeholders la gran variedad de proyectos en los que participa tu compañía y cómo tu producto consigue dar en cada uno de ellos ese acabado de calidad y diferenciación que tanto te caracteriza.

3. Tira de agenda

Si te falla la memoria, tira de agenda. Si no tienes suficiente información acerca de un proyecto, te faltan recursos gráficos o no recuerdas algún detalle, es un buen momento para ponerte en contacto con tus colaboradores y explicarles lo que estás preparando. Es una buena forma de recordarles que sigues ahí y que juntos habéis creado diseños únicos, fascinantes. Formasteis un buen equipo, así que quién sabe si tienen en mente realizar un nuevo proyecto y deciden contar contigo.

En marketing industrial es común que la red de proveedores, distribuidores, vendedores, etc., sea bastante amplia, esto te dará muchas más oportunidades de generar contenidos interesantes.

4. En marketing industrial debes ser un visionario

Tendencias. Esa es la palabra clave. ¿Quién mejor que tú puede explicar al mundo hacia dónde va el sector industrial del que formas parte? Aprovecha para contar aquello que es trendy en tu sector o cuáles son las tendencias emergentes. Tu trayectoria profesional te avala. Eres un portavoz de referencia y conoces más que nadie qué sucede. Explótalo.

5. Tu equipo es importante en la  estrategia

En marketing industrial, no sólo se pueden -ni se deben- crear contenidos enfocados a proyectos o tendencias, podemos humanizar el blog con entrevistas a miembros del equipo o colaboradores. Son expertos profesionales, por lo que sus conocimientos resultan interesantes para nuestros lectores. Sácalos del anonimato y conviértelos en protagonistas por un día o un mes.

6. La planificación importa

Ya os lo hemos comentado más de una vez, pero volvemos a insistir: es imprescindible contar con un calendario mediático en el que se defina cuáles son los contenidos a publicar, cuándo se van a lanzar y a través de qué medios. Utiliza las múltiples herramientas para hacer llegar tu contenido: blog, perfiles en redes sociales, newsletters, etc. ¡Qué se entere todo el mundo de lo que hace tu compañía! De esto se trata el marketing industrial.

7. Lo más importante en marketing industrial: Sé diferente

El último factor y el más importante en el marketing industrial especialmente: crear contenidos creativos y diferentes. Asumamos que, a ojos del lector, puede que nuestro producto industrial sea aburrido o tedioso, pero está en nuestras manos hipnotizarlo con un contenido de calidad. Despierta su curiosidad y haz que le pique el gusanillo por descubrir más sobre los proyectos, sobre tu empresa. Emociónale con cada contenido, haz que vibre, que sienta.

No hemos dicho que fuera fácil, pero os aseguramos que los resultados merecen la pena. Tenemos algunos casos de éxito que nos queremos compartir contigo.

Con estas explicaciones esperamos haberte ayudado en la implementación de una estrategia de marketing industria  y si tienes cualquier duda o necesitas servicios de comunicación profesionales 360, no dudes en contactarnos.

Comparte esto

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.